fbpx

Un país más transparente y con soluciones más ágiles: los beneficios del Estado 5.0 para los chilenos

  • Diversos estudios internacionales expresan que con una mejor digitalización, la corrupción bajaría considerablemente y que las personas podrían optar a tener soluciones en el mismo día por parte del Estado.

No es rumor que la pandemia aceleró la digitalización a nivel mundial. Pero también este fenómeno ha demostrado lo ajeno que estaban los Gobiernos con esta transformación. “La pandemia dejó en evidencia que el Estado y el Gobierno, no tenían un sistema eficiente para trazar a los problemas de los ciudadanos. Pero hoy, gracias a la rápida incorporación de nuevas tecnologías, este panorama ha ido cambiando a pasos agigantados”, comenta Braulio Santibáñez, CEO de Febos.

Desde la Secretaría General de la Presidencia, señalaron que actualmente el panorama en Chile es alentador y esperan cumplir metas ambiciosas “hemos tenido avances muy importantes en la transformación digital del Estado y estas cifras nos demuestran que vamos muy bien encaminados para llegar a la meta que nos hemos propuesto como Gobierno de llegar al 80% de los trámites digitalizados”, comentó Juan José Ossa.

Pero ¿qué entendemos por un Estado 5.0?

Un Estado 5.0, se entiende por un ente que logra una madurez digital alta y es capaz de anticiparse a la necesidad de todos los interlocutores que interactúan con él, tales como ciudadanos, empresas, proveedores, entre otros. Con esto, se pueden lograr reducir los procesos, haciéndolos más eficiente, con menos burocracia y con mejor poder de decisión. “Si tu vas hoy a una institución con un problema, lo más probable es que vuelvas a tu casa con el problema, producto de que las instituciones no están comunicadas entre sí. Con instituciones digitalizadas, esa dificultad deja de existir”, comenta el CEO de Febos, quien también señala que “si bien, a nivel de Gobierno Central hay Instituciones que tienen grandes avances en esta materia, aún falta que los gobiernos locales se sumen a este cambio, para lograr conjugar los reales beneficios para las personas”.

Dentro de los beneficios que podrían ver los chilenos, si ocurriera este cambio son: potenciar el empoderamiento de la ciudadanía ante procesos relevantes para una comunidad, ciudad y país, obtener mayor claridad y transparencia antes los beneficios y derechos ciudadanos, agilizar las soluciones ante ciertas problemáticas,  mejorar la seguridad, rapidez en el acceso a los servicios, ciudades inteligentes, reducir la corrupción, entre otras cosas. “Un estado más digital, es un estado más trazable y eso ayuda a detectar una mayor cantidad cosas de manera rápida y eficiente, lo que permite lograr un sinfín de metas, como ayudar a tener un país más transparente”, finaliza Braulio Santibáñez.