fbpx

¿Quieres emprender? Cinco claves esenciales para hacerlo en 2021

  • El emprendimiento es una de las llaves para levantar nuestra economía en este periodo tan complejo. Según comenta Roberto Oteiza Aguirre, incubador de negocios chileno, lo más importante a la hora de crear un nuevo negocio es ser bastante ordenado y seguir un plan prediseñado.

Para combatir la inflación, el Banco Central de Chile tomó la medida de aumentar en 75 puntos base la tasa de interés con el objetivo de frenar el consumo, que había aumentado durante 2021 gracias a los estímulos fiscales promovidos por las autoridades.

Teniendo en cuenta esto y que en un periodo no muy lejano las ayudas económicas se terminarán, una de las mejores formas de superar la crisis es generando opciones de trabajo en base al emprendimiento.

Si bien es cierto, durante 2020 aumentó sustancialmente  la creación de nuevas empresas, aún queda camino por recorrer: “En Chile las personas tienen una creatividad tremenda. Creo que esa misma inventiva debería ser utilizada para crear nuevos negocios que pueden ayudar a mejorar la situación económica del país. El año pasado se crearon 158 mil compañías, pero debemos ir por más”, expresa Roberto Oteiza Aguirre, incubador de negocios chileno.

¿Cómo emprender en 2021? El experto en creación de negocios, señala que la clave sigue siendo el orden y la planificación, pero que hay otros factores a considerar.

No le tengas miedo al proceso creativo

A la hora de crear un negocio, uno de los elementos más importante viene de la mano con el proceso creativo, periodo de tiempo en donde el emprendedor debe ser capaz de encontrar la idea perfecta que dará rienda suelta a la nueva empresa.

Es clave no apresurarse en esto y tomarse el tiempo necesario para pensar. Es recomendable tener un cuaderno o un dispositivo electrónico donde anotar todas las ideas que se vayan ocurriendo durante el proceso, cosa de que al final se pueda construir una idea central, producto de la unión de varias ideas.

Busca cubrir una necesidad nueva

Uno de los comentarios que se suele escuchar en los ámbitos comerciales y artísticos, es que todo está creado ya, no hay nada nuevo que inventar. Esa es una frase muy errónea, ya que siempre habrá nuevas necesidades que surjan de las nuevas generaciones o a partir de la contingencia mundial.

Por ejemplo, durante la pandemia, una de las necesidades que surgió fue contar con mascarillas y artículos de limpieza para protegerse del coronavirus. Esto fue aprovechado por muchos emprendedores que invirtieron en la compra de estos implementos.

De igual forma, un negocio puede basarse en alguna necesidad que ya esté cubierta, pero no de la forma que planteará el nuevo emprendimiento. Un ejemplo es el caso de Netflix, cuyo público objetivo era el que quería ver películas y series en casa, lo cual ya podía hacer gracias al cable y videoclubes. No obstante, la compañía de streaming introdujo una nueva forma de hacerlo, gracias a su aplicación para ver contenidos por internet.

Elige el modelo apropiado para tu negocio

Ahora bien, no todo negocio funciona de la misma forma. En el caso de las empresas que se dedican netamente a lo digital, su plataforma de acción será internet. Pero para otros emprendimientos el asunto puede ser distinto.

En el caso de una empresa que busque transportar personas de un lugar a otro a través de una flota de taxis o buses, no tiene otra forma de funcionar que a través de la presencialidad.

Sin embargo, es necesario saber que hoy las empresas pueden funcionar en base a modelos mixtos de trabajo. En el caso de la flota de taxis, por ejemplo, pueden apoyar su servicio uniéndose a plataformas digitales creadas específicamente para el transporte, como los son Uber, Cabify, Beat, Didi, entre otros. De esta forma lograrán llegar a más clientes.

No le temas a pedir ayuda

Si las cosas no están saliendo bien al iniciar un nuevo negocio, es importante no encerrarse y aislarse del mundo. Según comentan los expertos, pedir la ayuda de otros es bastante normal y beneficioso para los emprendedores.

“A veces las personas por un asunto de orgullo no quieren acercarse a otros para pedir ayuda. Temen que los juzguen por haber hecho alguna cosa mal. Esta actitud en los negocios es muy peligrosa, ya que puede acabar en algunos casos con un emprendimiento. Es recomendable siempre buscar ayuda, especialmente la de aquellos que saben más que uno”, comenta Roberto Oteiza.

Apóyate en lo digital

Como ya vimos anteriormente, hay modelos de negocio que pueden perfectamente combinar lo presencial con lo digital. Sin embargo, este último elemento tiene muchas más funcionalidades que aportar en el mundo de los negocios.

Por una parte, están todas las herramientas creadas para llevar la gestión de una empresa en cuanto a ingresos, ganancias, contabilidad, inventarios, pagos, entre otros elementos. Pero por otro lado, están todas las aplicaciones que surgen desde internet.

En este sentido, las redes sociales pueden aportar mucho a la imagen con que la empresa se presenta ante el mundo y ante sus clientes: “Hoy en día teniendo presencia en redes como Facebook, Instagram o Tik Tok, puedes acercarte mucho más a tus clientes y hacerles saber de qué trata tu negocio. Esto claramente es una ventaja, pero también una ventana para que otros opinen de tu empresa”, señala Uri Martinich, CEO de Agencia ROI.

Es esencial, según agrega el experto en posicionamiento SEO, que las empresas desde el inicio pongan hincapié en crear una buena reputación online. Para ello, además de trabajar en su imagen, deben velar siempre por entregar un buen servicio a sus clientes, ya que ellos son los que finalmente dejan la huella digital que permite a otros conocer sobre el funcionamiento del negocio.