Diputada Camila Flores pide rechazar propuesta de “turismo laboral” en ley de migraciones

  • La parlamentaria RN se encuentra en contra de la propuesta de la Oposición que permitiría establecer un permiso transitorio laboral, en el marco de la discusión del proyecto de migraciones.

Los inmigrantes en nuestro país han triplicado su número llegando en la actualidad a 1,5 millones de personas, de los cuales un millón entró en los últimos cuatro años. La cantidad de extranjeros representa 8% de los habitantes de Chile. En torno a la mitad ingresó con fines de turismo, pero cambió su condición para encontrar trabajo. Del total de inmigrantes, 640 mil proceden de Venezuela y Haití, lo que equivale a un 43% del total.

En el marco de la discusión del proyecto de migraciones que pasará a la sala del Senado, existe una propuesta de la Oposición de establecer un permiso transitorio laboral, que de acuerdo a lo que ha planteado el Ejecutivo, tendrá efectos negativos como una migración desordenada e irregular parecida a la que teníamos años atrás con la masiva llegada de haitianos. Una de las contrarias a estas indicaciones es la diputada RN, Camila Flores, quien ve que esta medida generará más desempleo en el país, que ya encuentra empobrecido por la pandemia social y económica.

“Este permiso transitorio (turismo) para búsqueda de oportunidades laborales, lo puede solicitar el extranjero en los diferentes accesos al país como pasos fronterizos y aeropuertos, aunque venga con visa de turista. Los funcionarios de migración no pueden rechazar esta solicitud, que claramente va a jugar en contra del empleo de millones de compatriotas. Se estima que en los últimos tres años se han perdido cerca de 300 mil fuentes de trabajo para chilenos por la llegada de extranjeros”, enfatizó Flores.

Las fronteras chilenas vivirían una posible nueva oleada de migrantes debido a los efectos del coronavirus. Según estimaciones del gobierno, el impacto de esta indicación post pandemia puede derivar en una presión migratoria de más de 500 mil extranjeros buscando este beneficio en fronteras ante los problemas en los países vecinos.

En relación a lo anterior, la parlamentaria por la Región de Valparaíso hizo un llamado a generar una ley de migración moderna y acorde a los tiempos actuales, que sea responsable en el respeto a los pactos internacionales ratificados por Chile que se encuentran vigentes en materia de derechos a los migrantes, y a la vez garantice la protección al empleo y los servicios básicos a los compatriotas.

“Nuestra ley de migración es de 1975, por lo tanto, es una legislación completamente arcaica que no refleja la realidad de nuestro país, que ha tenido una cantidad enorme de inmigrantes que ha llegado a Chile. El actual proyecto tiene siete años de discusión que sigue entrampado en el Senado y lamentablemente ha sido muy perjudicado por las indicaciones de la oposición que harán que la normativa que se apruebe no proteja las fuentes de empleo de los chilenos. Lo anterior no quiere decir de ninguna forma que Chile no cumpla con los tratados internacionales en esta materia”, manifestó la congresista RN.

Para concluir, Flores expresó su rechazo a otra indicación que también jugaría en contra del empleo de los chilenos que se llama «efecto llamada» por el incentivo perverso que produce, ya que a juicio de la diputada fomenta la inmigración ilegal. Con esta indicación todos los extranjeros que se encuentren en situación irregular o tramitación de residencia pendiente podrán dentro del plazo de 90 días contados a partir de la presente ley solicitar un visado de residencia temporaria sin ser sancionados».