fbpx

El Viejito Pascuero: ¿Cómo abordar esta fantasía con los hijos?

  • Sin duda, los protagonistas de la Navidad son los niños, quienes creen fervientemente en la existencia de este mágico ser que les entrega regalos si se portan bien. La psicóloga Alejandra Goñi Ossa, explica hasta cuándo es bueno seguir manteniendo la ilusión y qué hacer si descubren la verdad.

Nuestros mejores recuerdos de infancia se relacionan con Navidad, época del año en donde más recibimos regalos, muchos de ellos “provenientes del Polo Norte”.

Y es que esta figura del Viejito Pascuero, a veces criticada por su connotación comercial, en verdad logra emocionar a niños de todo el mundo, quienes incluso, escriben cartas para pedirles el regalo que tanto anhelan.

Pero, ¿qué opinan los psicólogos de todo esto?, si al fin y al cabo, todo se trata de una linda ilusión.

En este sentido, la psicóloga chilena Alejandra Goñi Ossa, cree que no hay nada malo en fomentar esta creencia: “Para los niños más pequeños es muy complejo distinguir entre la fantasía y la realidad, por lo que la figura del Viejito Pascuero puede significar una gran felicidad para ellos si es que los padres logran cumplir el deseo que tanto quieren sus hijos”.

Sin embargo, también señala que esta ficción no puede durar para siempre.

¿Hasta qué edad es recomendable mantener la ilusión?

Según señala la especialista, a medida que los hijos van creciendo su razonamiento lógico se va potenciando, por lo que es cuestión de tiempo para que ellos mismo comiencen a hacerse preguntas sobre la veracidad de la historia de Papá Noel.

El tiempo que los padres decidan mantener la fantasía dependerá mucho de qué tan inocente es el niño, pero por lo general, ellos comienzan a darse cuenta de la realidad a partir de los 8 años en adelante.

“La historia moderna ha convertido a San Nicolás en una figura muy relevante para los niños, por lo que sí es posible mantener viva esa ilusión por el mayor tiempo posible en la mente de los niños, lo mejor es hacerlo. Eso sí, lo importante, es que si el niño o niña comienza a sospechar, lo mejor es ir siempre con la verdad”, explica Alejandra Goñi.

¿Cómo enfrentar la desazón que viene después de que descubren la verdad?

La reacción que tienen los hijos cuando descubren la verdad sobre el Viejito Pascuero no es igual para todos. Algunos se lo toman de buena forma, ya que descubren que realmente lo que les importaba de esta fantasía era el regalo que recibirán, por lo que si los padres siguen cumpliendo con esa entrega, todo está bien.

Sin embargo, hay otros niños que reaccionan con mayor tristeza y enojo al enterarse, por un lado, que Papa Noel no es real, y por otro, que sus padres le mintieron por mucho tiempo.

Para la psicóloga chilena, lo más importante a la hora de enfrentar este momento es conversar con los hijos una vez estén calmados y hacerles saber por qué decidieron seguir manteniendo la ilusión del Viejito. Allí, la explicación más recomendable para el hijo es señalarle que lo hicieron para hacerlo más feliz y que seguirán recibiendo sus regalos si se portan bien.

Hay que hacerlos parte de la ilusión de otros niños

No obstante, no hay que olvidar qué es lo que sucede después que los pequeños conocen la verdad. Una vez que ya entendieron muy bien de qué se trata todo y por qué los padres hicieron lo que hicieron, Alejandra Goñi recomienda invitarlos a mantener viva la esperanza de los demás niños.

“Otra forma de enfrentar el enojo y la tristeza de los niños que acaban de enterarse de la verdad sobre el Viejito, es hacerlos parte de la ilusión de otros niños, es decir, hacerles sentir que ahora son más grandes y que deben ayudar a que otros niños más pequeños no pierdan la fé en Papa Noel. De esta manera, logras que tu hijo o hija se sienta mejor y también le evitas a otros padres pasar por el problema que puede conllevar que sus hijos se enteren de la verdad”, comenta la especialista.