Diputada Flores solicita generar políticas estatales permanentes para la clase media por la pandemia

  • La diputada RN ha manifestado su apoyo a las últimas iniciativas del Gobierno como la eliminación de las horas punta en la cuenta de luz, y el plan de ayuda a la clase media, pero criticó la falta de planificación de políticas sociales que perduren en el tiempo.

Hace algunos días el Ministerio de Energía anunció la eliminación de la medición de “horas punta” (horario peak de consumo donde el cobro es más caro) en agosto y septiembre, lo cual se traducirá en una reducción del costo de la electricidad en ciertos horarios, siendo un alivio para los bolsillos de millones de chilenos. A esto se suma el proyecto de ley que permite que durante el período de pandemia esté prohibido el corte de suministro de servicios básicos, aunque se tenga deuda, y estas boletas atrasadas se podrán reprogramar en 12 meses.

Una medida de apoyo para la clase media que por estos días se encuentra, en su mayoría, haciendo los trámites para postular al bono de hasta $500 mil. Según informó el Servicio de Impuestos Internos (SII), cerca de 1 millón de personas se han inscrito para este beneficio que entrega el Estado junto con una serie de préstamos blandos y otras regalías como la postergación en el pago de contribuciones y subsidios para el arriendo.

“Pese a todos los esfuerzos que está realizando el Gobierno con este segmento de la población, aún quedan muchas deudas pendientes con esta parte importante y numerosa de la sociedad que muchas veces por tener un sueldo un poco más alto que el ingreso mínimo no califica para los planes de ayuda e iniciativas sociales, sobre todo, en tiempos de pandemia y recesión económica. Lo anterior ha provocado crítica, ya que lamentablemente el Gobierno llegó tarde para atender las necesidades de este sector”, explicó la diputada RN, Camila Flores.

Desde el punto de vista de la parlamentaria por la región de Valparaíso, se necesita una política de Estado permanente que ayude a la clase media durante y después de la crisis sanitaria, ya que la recesión económica la viviremos por mucho tiempo, incluso después que se descubra una vacuna para el Covid-19.

“Esta estrategia, en que no hay espacio para la improvisación, podría incluir la suspensión del cobro de los servicios básicos de agua, luz y gas por algunos meses y para contar con platas frescas para estas iniciativas existen varias alternativas como redestinar los fondos de Becas Chile 2020, que representan más de US$ 200 millones”, afirmó. Finalmente, Flores valoró que el Gobierno acogiera su propuesta de que en medio de la crisis sanitaria se redestine los dineros de Becas Chile para estudiantes chilenos. “Celebro la suspensión de este beneficio porque necesitamos esos recursos para inyectarlos en la economía y el comercio local ahora. Se estima que se han destinado $536 mil millones a programas que fueron evaluados con desempeño medio, bajo o malo, por lo que aquí tenemos la oportunidad de continuar generando ahorros y redestinarlos en las políticas públicas en beneficio de la sociedad que los necesitan ahora y no cuando la presión o malestar de la opinión pública obligue a tomar medidas de salvataje de forma apurada”, concluyó.