fbpx

Diputada Camila Flores rechaza categóricamente reapertura de central a carbón en Puchuncaví

  • La parlamentaria solicita a las autoridades que no se sigan abriendo termoeléctricas por el daño medioambiental que producen, sobre todo considerando lo que ha sufrido la Región de Valparaíso.

Una mala noticia para todo el ecosistema, y nuestro país representa la noticia de una reapertura de una central termoeléctrica que ya estaba cerrada en el contexto del plan de descarbonización de nuestro país.

La solicitud que fue cursada hace unos días por el Coordinador Eléctrico Nacional (CEN) de revertir el cierre de la Termoeléctrica de AES Gener Ventanas 1 en Puchuncaví, debido a problemas de seguridad energética para asegurar su producción ante la escasez hídrica que afecta al país hace años y que se ha incrementado durante 2021, uno de los más secos de la historia y con altas temperaturas que se reflejan, por ejemplo, en que la Región de Valparaíso, desde el 1 de julio hasta la fecha se han registrado 10 incendios forestales en la zona, que han afectado a 371 hectáreas, según estadísticas de la Onemi regional.

A raíz de este hecho, en representación de la Municipalidad de Puchuncaví y los habitantes de las 22 localidades que representan la ciudad, el alcalde Marcos Morales, envió un oficio dirigido al Ministro de Energía, Juan Carlos Jobet, y a todas las otras dependencias ministeriales vinculadas con el tema, donde manifiesta su más absoluto rechazo a la decisión del CEN de reabrir la termoeléctrica Ventanas 1, la cual se encuentra cerrada desde hace más de ocho meses por ser una planta antigua y por la mencionada estrategia nacional de descarbonización.

Mismo rechazo e indignación manifestó la diputada de Renovación Nacional (RN), Camila Flores, quien lamentó la grave situación e hizo un llamado a las autoridades a revertir la situación que puede generar un enorme daño a esa localidad y alrededores que han sido golpeados por la contaminación desde hace décadas en un sector denominado “Zona de Sacrificio”, que abarca las comunas de Quintero y Puchuncaví.

“Respecto a la reapertura de la central en Puchuncaví, considero que es una muy mala noticia tomando en cuenta con el daño ambiental que ya existe en la Región de Valparaíso y en algunas zonas como ésta las consecuencias son permanentes e irreversibles en el mediano plazo. El seguir abriendo este tipo de centrales que funcionan con energías contaminantes lo único que produce es incrementar el daño al ecosistema con el que hemos tenido que vivir desde hace años, ya que estamos llenos de estas centrales, refinerías y de actividad minera que se efectúa permanentemente”, explicó la legisladora.

La congresista por la Región de Valparaíso promueve el uso de energías renovables para solucionar la reapertura de esta central a carbón. Además, solicitó reparaciones en esta zona que ha recibido un trato injusto en materia ambiental.

“La solución es buscar tecnologías limpias que reemplacen a estas fuentes contaminantes que utilizan combustibles fósiles. No podemos seguir dañando a los habitantes de Puchuncaví y sus cercanías, pues son décadas que han sufrido por las consecuencias de centrales y refinerías, es por este motivo que hago un llamado a las autoridades para buscar proyectos de reparación, compensación y obras de mitigación ambiental e inversión en agua potable para garantizar un trato digno a los vecinos de esta localidad, que por mucho tiempo han sido considerados ciudadanos de segunda categoría por todos los efectos de la polución que generan daños irreparables en la salud de las personas como cáncer, malformaciones y otras enfermedades”, puntualizó Flores.